¿Por qué prefieren los españoles comprar coches de segunda mano?

Más de la mitad de los españoles prefieren comprar un coche de segunda mano en lugar de comprar uno nuevo. ¿Quieres saber por qué?

Según un estudio sobre el ahorro inteligente realizado por Rastreator, el famoso comparador online, podemos saber que el precio es el factor principal y que más influye a la hora de comprar un coche. Por ello, muchas empresas de automóviles quieren empezar a poner en marcha nuevos programas de ayuda e incentivos a la compra de vehículos nuevos, similar al Plan PIVE, a causa de la caída de ventas de coches nuevos en España en los últimos años. Pero, debido a la ausencia de estas ayudas, más de la mitad de los españoles se han visto obligados a buscar otras alternativas como comprar coches de segunda mano.

Y es que comprar un coche de ocasión muchas veces es la mejor opción si necesitas un vehículo, pero, tu bolsillo no te permite comprarte un coche nuevo. Si estás pensando en adquirir un coche seminuevo es necesario que conozcas las ventajas e inconvenientes que tiene comprar un coche de segunda mano.

Fuente: Unsplash

Ventajas a la hora de comprar un coche de segunda mano.

Los coches de segunda mano son la alternativa más común entre los españoles, sobre todo para los conductores jóvenes que disponen de presupuesto limitado o aquellos que no tienen pensado hacer muchos kilómetros.

Aunque a todos nos guste comprar un coche nuevo que incluya todos los extras y sea el último modelo, adquirir un coche de segunda mano quizás sea la opción más rentable. Además, que sea un coche de segunda mano no quiere decir que sea un vehículo antiguo, también hay coches con un año de antigüedad (o menos) de kilómetro 0 a precios mucho más económicos.

A continuación detallamos las ventajas que tiene comprar un coche de segunda mano:

  • El precio: los coches de segunda mano son mucho más económicos.

Una de las principales ventajas de adquirir un coche de segunda mano es el precio y para los españoles es la razón principal por la que deciden comprar un coche de ocasión en lugar de un coche nuevo.

Entre los jóvenes, que suelen tener el presupuesto más ajustado, comprar un coche de segunda mano es la opción más ventajosa, además, se deprecia menos que un coche nuevo, algo que resulta bastante más rentable.

  • El tiempo: para comprar un coche de segunda mano no es necesario esperar.

Al contrario que los coches nuevos de concesionarios, que en la mayoría de las veces hay que esperar semanas o meses a que la marca pida el vehículo y lo traigan, para los coches de segunda mano no hay que esperar.

Al comprar un coche de segunda mano te pones en contacto con el vendedor y en cuestión de días puedes tener el coche con todos los papeles y titularidades en regla.

Fuente: Unsplash

 

  • El seguro: más barato en coches con más antigüedad.

Los coches nuevos que acaban de salir del concesionario o aquellos con menos de 4 años de antigüedad pagan más seguro que uno de segunda mano. Esto es debido a que se suele contratar seguros a todo riesgo, ya que en caso de siniestro total tienes la seguridad de volver a tener un vehículo totalmente nuevo.

La edad del coche repercute de forma directa en la prima de la póliza, por eso no es recomendable contratar un seguro a todo riesgo para los coches de segunda mano. Además, si compras un coche de segunda mano lo más seguro es que mantengas el seguro con el que contaba el coche, para ello hay que llegar a un acuerdo con el anterior propietario.

  • Variedad: el mercado de coches de segunda mano es mucho más amplio.

Al ser un mercado tan amplio es posible encontrar coches que ya se hayan dejado de fabricar hasta vehículos seminuevos con prestaciones muy actuales. Además, podrás encontrar coches a cualquier precio, por lo que el rango de precios también es muy variado.

En Marbesol Venta podrás encontrar automóviles de ocasión a precios muy económicos, desde coches de segunda mano, furgonetas seminuevas e incluso modelos de lujo de las mejores marcas más baratos que en el mercado. Visítanos en c/Hemingway 2, en el polígono Industrial Guadalhorce, Málaga. ¡Te esperamos!

  • Impuestos: al comprar un coche de segunda mano los impuestos son menores.

Cuando compras un coche nuevo tienes que pagar el impuesto de matriculación que puede llegar hasta el 14,75% del precio de venta, y además, el IVA del 21%. En cambio, si compras un coche de segunda mano a un particular, solo tienes que pagar el Impuesto de Transmisiones. Además, la tasa que hay que pagar a tráfico por matricular un vehículo es casi el doble de la de cambio de titularidad.

Fuente: Unsplash

 

Si estás pensando comprarte un coche y barajas la posibilidad de adquirir uno de segunda mano, lee estas recomendaciones para elegir bien tu futuro coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *